Share This Post

aui_nacional_internacional

CONSTRUYAMOS NUESTRA PROPIA TECNOLOGIA: Reflexiones de la Ingeniería Peruana en la coyuntura del COVID-19

CONSTRUYAMOS NUESTRA PROPIA TECNOLOGIA: Reflexiones de la Ingeniería Peruana en la coyuntura del COVID-19

Gracias al COVID-19, nos dimos cuenta de lo malo que estamos tratando a nuestro planeta y al futuro incierto que se avecina. Considerando que el ser humano, es el pilar de la humanidad por encima de todos los seres vivos de la tierra. A lo largo del tiempo, hemos evolucionado y en estos casi 200 últimos años, el mundo acelero su transformación tecnológica abismalmente. Desde la aparición del hombre en la tierra, nace obtendrá la ingeniería, peculiar concepto que deriva de la palabra ingenio, ya sea porque detectó la piedra o como herramienta de defensa o cuando nuestros ancestros descubrieron el fuego. Se considera como el padre de la Ingeniería Civil a Jhon Smeaton, el mismo que acuña esta denominación en el año de 1750 (Yepes, 2020). Con la revolución industrial,

Posteriormente, por el año de 1950, Alan Turing, inicia una nueva revolución del conocimiento, iniciando la era de la informática y de la inteligencia artificial, dando un paso a una nueva etapa tecnológica en el mundo, por sus múltiples tratamientos en la segunda guerra mundial , se hizo famoso por encriptar mensajes secretos en plena guerra. Turing, es considerado en la actualidad como el padre de la informática, así como uno de los precursores de la informática moderna (Ingenieria.es, s.f.).

La evolución tecnológica en nuestro país también está avanzando, pero en forma lenta. En la actualidad, somos un país netamente extractivista, convirtiéndonos en el mismo tiempo en un cuello de botella y la vez una disyuntiva para lograr el desarrollo, esto acompañado de nuestra cultura del conformismo, empezando desde la propia presidencia del país, el congreso de la república , nuestras autoridades y de nuestras universidades, en donde dejamos de lado el crecimiento tecnológico del país, consumiendo solo productos, tecnologías, metodologías de trabajo de otras culturas, que por una parte está bien, pero por la otra muy mal, ya que nos acostumbramos al facilismo de parchar errores y evitar soluciones de raíz con nuevas alternativas tecnológicas propias, en la cual no aprovechamos con responsabilidad la magnitud de nuestros recursos naturales.

Un claro ejemplo, producto de la pandemia actual, es que no contamos con una plataforma tecnológica que soporte e integre a todo el país, así como a sus 2.6 millones de mypes, motor de la economía nacional (El Peruano, 2019). Nuestros campos agrícolas son cedidos a empresas extranjeras, así como nuestra selva y mar. Y todo esto se da por la falta de industrias, en donde se implementé nuestra propia tecnología (o tal vez tecnología foránea en último de los casos) y de esta manera explotar nuestros propios recursos naturales, transformarlos y exportarlos como producto terminado. Es urgente cambiar el modelo de estudio de la ingeniería en forma epistemóloga, en donde dejemos de ser operativos y empecemos a investigar. Es urgente cambiar la forma de enseñanza actual que inicie desde la primaria, institutos superiores y universidad.

Hablamos de ingeniería, pero realmente, ¿qué tipo de ingeniería estamos haciendo a la fecha en beneficio del país? ¿Qué tecnología hemos construido? ¿Qué metodología de trabajo es nuestra? ¿Qué software potente tenemos? Los resultados de los programas informáticos con los que cuenta el gobierno se caen, el producto de la seguridad y la encriptación, por lo tanto, los temas de calidad, la seguridad de la información, la encriptación deben ser determinados en los nuevos proyectos de software de aquí en adelante

Un factor prioritario a fortalecer, una parte de la educación y el factor cultural, es el aspecto político, en el cual debemos trabajar bastante ya. De esta manera lograremos la transformación digital del país, en forma paralela se debe de crear el Ministerio de Ciencia y Tecnología, para iniciar el despegue tecnológico de nuestra patria, se debe establecer desde nuestro gobierno una política de estado que garantiza su inclusión. A su vez, es urgente revisar el aspecto legal en su conformación de ambas iniciativas y de esta manera agilizar los tiempos de implementación. L transformación digital del país debe iniciar desde el mismo gobierno.

La educación virtual es clave en este momento, motivo por el cual, tenemos que trabajar e implementar plataformas tecnológicas robustas, que soporte el canal de comunicación entre estudiante y universidad. A la fecha muchas universidades públicas y privadas, no están funcionando, porque sencillamente las universidades no implementan un tiempo sus respectivas plataformas tecnológicas y de la misma manera en nuestros colegios de secundaria y primaria.

Un punto a tener en cuenta, es que al usar tecnología extranjera, estamos contribuyendo con su PBI, evitando de esta manera que estas paguen sus tributos al estado peruano (pero esta situación en la realidad es al contrario, más bien son premiadas en muchos casos), ya que varios de los servicios que consumimos se cancelan a través de la línea en sus diferentes modalidades del comercio electrónico, como por ejemplo el caso de Zoom,  tecnología de videoconferencia que aparece en el año 2011, pero por motivos de pandemia mundial, esta herramienta sin uso por varios años, empieza su usabilidad en forma exponencial e incrementando sus ganancias de manera global hace veinte días, comparado al total de las siete aerolíneas más grandes del mundo. Al mismo tiempo, producto de la exportación de nuestros minerales, países como EE.UU., China, entre otros, compran nuestra materia prima y construyen los Televisores LED de última generación, a un costo muy bajo. El mismo que se puede representar a manera de ejemplo, un costo de fabricación a escala de 3 dólares o 10 soles, pero por el uso de su tecnología, este televisor puede costar en Perú 3000 soles, es decir, ellos por contar con ese conocimiento ganan 2990 soles. Al mismo tiempo, dentro de esta comparación se encuentra, que la gente de estos países tendrán más puestos trabajo que nosotros, tal vez 10 puestos contra 1. Por lo mismo, se puede resumir lo explicado; que estos países se adelantaron a los problemas existentes producto de la constante investigación y desarrollo en sus universidades.

Se tiene que considerar, que desde reforma la universitaria de 1918 o el grito de Córdoba, a la fecha no se ha realizado otra reforma similar en todo el continente. Por lo tanto, es momento, que el Colegio de Ingenieros del Perú, las facultades de Ingeniería de las diferentes universidades públicas y privadas de nuestra patria conjuntamente con el Gobierno y la Superintendencia Nacional de Educación (SUNEDU), cambie el norte de hacer ingeniería, al mismo tiempo se modifique o se cambie el diseño de la malla curricular de estudio en el campo de la ingeniería, que se incremente el rigor académico en todas las carreras universitarias, se diseñe el nuevo Perú, así como iniciar la transformación digital del país. Gracias al COVID-19, es el momento de hacer ciencia y tecnología para consolidar el desarrollo tecnológico de nuestra patria rumbo al primer mundo.

Por: Ing. Sergio A. Cáceres Quispe, Dr. ©

Presidente Asociación MiPYME

Director Asociación de Usuarios Internet Perú

Microsoft Top Influencer

Evaluador ICACIT

Share This Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Facebook
Skip to toolbar